script src="//code.jquery.com/jquery-2.1.3.min.js">
Seleccionar página

Existen muchos procedimientos médicos que requieren del medicamento llamado anestesia, el cual disminuye o evita que se sienta dolor. Hoy te traigo cinco cosas que seguro no sabías sobre ella:

  1. Hay tres tipos de anestesia: local, que entumece una pequeña área del cuerpo; regional, que bloquea el dolor en un área; y general que vuelve al paciente inconsciente.
  2. El tipo de anestesia a utilizar dependerá de la intervención quirúrgica a realizar.
  3. La anestesia debe ser suministrada por un médico anestesiólogo, el cual no sólo colocará el fármaco sino que cuidará del paciente durante el procedimiento que se esté realizando a fin de controlar su temperatura, presión arterial, respiración y el funcionamiento de órganos como los riñones y pulmones.
  4. Para que la anestesia logre su objetivo de suprimir el dolor se busca llevar al paciente a un coma farmacológico reversible en el cual se anula la actividad cortical.
  5. Entre algunos fármacos empleados en anestesia se encuentran: hipnóticos por vía intravenosa o respiratoria; analgésicos mayores como opiodes naturales o sintéticos; relajantes musculares despolarizantes y no-despolarizantes; y otras sustancias como anticolinérgicos, benzodiazepinas y anticolinesterásicos.

Localiza un especialista en nuestra sección anestesiólogos en Mérida

A %d blogueros les gusta esto: