script src="//code.jquery.com/jquery-2.1.3.min.js">
Seleccionar página

Se considera buceo en altitud, a toda inmersión realizada a partir de los trescientos metros de altitud (300 m). Por debajo de esta cota, no se considera que se deba realizar nada diferente a una inmersión a nivel del mar.

 Además, a estas altitudes de más de 300 metros, el agua suele estar mucho más fría, y en ocasiones incluso helada en la superficie, lo que exigirá aclimatarse debidamente, no solo a la falta de aire, sino también a las temperaturas reinantes en esa cota. Lo normal es que este tipo de inmersiones se realicen en lagos, presas o ríos ubicados en altitud.

Existen tablas especiales, distintas a las de buceo al nivel del mar (cuyo uso debemos conocer) , para corregir las variaciones en el control de la presión parcial de oxígeno en estas inmersiones, pero hay que tener cuidado con su uso, ya que no siempre funcionan correctamente a grandes altitudes.

Se ha demostrado, que a partir de los 300 metros, la probabilidad de Hipóxia, aumenta exponencialmente.

De cara a la realización de inmersiones en altitud, deberemos estar formados en esta especialidad, y acudir con instructores experimentados, y guía del lugar. Más si cabe si la inmersión se realiza bajo el hielo.

Material para el buceo en altitud :

En principio, no se requiere de material especial para estas inmersione,s siempre que sean guas no heladas. Si son aguas heladas, deberemos tener reguladores adaptados para este tipo de inmersiones, pero el buceo en altitud como tal no requiere de material especial.

Atención especial a los ordenadores de buceo, ya que algunos de ellos solo trabajan a 1 Atm de presión, y cuando estamos en altitud, la presión disminuye, y los ordenadores de este tipo se quedan descalibrados.

Cambios en los principios básicos del buceo :
La parada de seguridad, no es necesario que sea tan larga.

La velocidad de ascenso debe ser más lenta, y los ordenadores de buceo calibrados a 1 Atm (Atmósfera) debe leerse pensando que siempre los datos serán menores, al encontrarnos a una altitud superior a los 300 metros sobre el nivel del mar

Tablas de descompresión en altitud :

Normalmente para bucear en altitud, nos desplazamos a una zona más alta. Esto supone que debemos aclimatar nuestro cuerpo a estas nuevas condiciones antes de empezar la inmersión, de cara a igualar la presión parcial de nitrógeno a esa altitud, y someternos ya a las tablas de descompresión de esa altitud.

Existen trucos diversos, como la denominada regla del 4%, las tablas de la armada americana, el método de metros sobre el nivel del mar, y el más fiable, la ecuación del cambio de presión.

 

Cursos de formación para el buceo en altitud :
Todas las organizaciones (PADI, Fedas, Cmas, … ofrecen especialidades de buceo en altura, es por tanto vital que antes de realizar una inmersión de este tipo estemos debidamente instruidos.
Una inmersión bajo el hielo, y en altura requiere además otra formación.
A %d blogueros les gusta esto: