script src="//code.jquery.com/jquery-2.1.3.min.js">
Seleccionar página

Seguir una dieta vegetariana por once días no solo ayudará a eliminar el exceso de grasa en tu abdomen, caderas o piernas, sino que será un excelente medio para que elimines todas aquellas toxinas acumuladas en tu cuerpo, mismas que pudieran estar provocando una serie de cuestiones como problemas en la piel, dolores de cabeza y estómago, alergias, salpilludo, cabello débil, celulitis, animo decaído, debilitamiento y problemas de todo tipo.

La dieta vegetariana consiste en no comer carne, ni ninguno de sus derivados, incluso el pescado y el atún, por once días, y consumir mucho vegetales, agua pura y verduras frescas. Más no te asustes por eso de las proteínas. De hecho, si eres deportista, o tienes un desgaste físico fuerte, puedes llevarla a cabo sin ningún problema. Si observas en la naturaleza hay muchos animales muy grandes, vigorosos, fuertes y musculosos que son vegetarianos, tal es el caso del elefante y el rinoceronte. Lo que sucede es que se tiene la idea de que si no se come carne el organismo se queda sin proteína, pero no olvides que tu cuerpo puede sintetizar su propia proteína si le das los elementos necesarios. En realidad comer lo que a continuación se indica provee, además de minerales y vitaminas,  los aminoácidos necesarios para que a tu cuerpo no le falte material y genere su propia proteína. Con esta dieta podrás mineralizar tu cuerpo, desintoxicarlo, devolverle el equilibrio vitamínico y vitalizar los órganos, además de limpiar de grasas esos lugares donde se acumula.

Esta es una dieta muy sencilla de llevar a cabo, en realidad lo que debe cuidarse es no excederse en comer pan o galletas, que es una reacción muy frecuente si nunca has dejado de comer carne, porque es muy probable que sientas que no comiste lo suficiente o cosas así. Si sientes que te quedas con hambre, deberás hacer el esfuerzo por comer una ensalada más, o un jugo extra, quizá un pan integral extra o algunas galletas sin excederte. También es necesario que cuides de no freír los alimentos, y cocinar las verduras al vapor, de manera que queden casi crudas. Si quieres hacer un aderezo o sofreír algo, usa aceite de oliva prensado en frío.

A continuación te damos la lista de alimentos para que puedas armar a tu gusto tus menús. Debes saber, además, que alimentos contienen  más aminoácidos, y cuales no. Es importante que recuerdes que no está permitido comer huevos, ni queso, ni ningún derivado animal.

1. Los cereales: son fuente rica de lisina, un aminoácido indispensable para sintetizar proteínas.  Puedes consumirlos a todas horas.

2. Frutas: son ricas en minerales, vitaminas y son una excelente fuente para hidratar tu cuerpo y desintoxicarlo. Las frutas cítricas como la naranja, la guayaba, la fresa, la piña, el limón, etcétera. Deberás consumirlas por las mañanas, antes de cualquier alimento, y no consumir nada más en los próximos once minutos. Para algunos puede resultar difícil esto, ya que se van a trabajara o cosas así. Pero si cuando te levantas lo primero que haces es hacerte un licuado de frutas cítricas con un poco de miel, para cuando acabes de bañarte ya harán pasado once minutos. Todo es cuestión de hacerse uno el hábito, pero ya verás que magníficos resultados te da esto. Las frutas dulces, como la pera, el mango, el plátano, etcétera, deberás consumirlos a media tarde. Puede ser cuando llegues de trabajar o de la escuela, hacerte un cocktel o una bebida.

3. Las legumbres: es la mejor opción para sustituir Lafuente de proteína animal pues poseen aminoácidos importantes. Es por eso que es indispensable que compres verdura variada y hagas diferentes mezclas de ensaladas a la hora de comer, para que tengas un aporte abundante de los aminoácidos y enzimas que requiere tu organismo.

4. A la hora del almuerzo puedes elegir un desayuno con algún pan integral y ponerle tofú encima, o un poco de miel con granola. Si esto no satisface tu apetito, puedes hacerte un atole de avena. Este se prepara con un vaso de leche de soja, un poco de vainilla, dos cucharadas de avena  y miel al gusto. Además de ser muy nutritivo, satisfacerá cualquier hambre que te quede por ahí.  Es importante que incluyas en tu dieta las oleaginosas. Nueces, almendras, cacahuates, etcétera deben estar presentes en tu dieta todos los días. Más procura no abusar de las almendras.

5. A la hora de la comida puedes elegir todo lo que quieras que no tenga carne. Los alimentos sugeridos son sopas, arroces, ensaladas, guisados de soja, tofú preparado, sushi vegetariano, pizza vegetariana,pastas integrales, judías, lentejas, verduras cocidas, etcétera. La clave a la hora de la comida es el no combinar más de dos alimentos cocinados a la vez, es decir que si eliges comer sopa, debes continuar con una ensalada, si eliges pizza o un guisado vegetariano, a este le seguirá una ensalada. En estos once días no combines dos alimentos cocinados a la vez, como sopa y guisado. Esto es necesario para que obtengas los mejores resultados.

6. Para la hora de la cena puedes comer cualquiera de los guisados de arriba, más debe de ser en una cantidad mucho menor, además de cenar dos horas antes de que te duermas. Es necesario que antes de dormir te comas una manzana.

7. Los jugos de verduras frescas son indispensables. Deberás tomar al menos medio litro de ellos al día. Para estos jugos puedes hacer las combinaciones de verduras que más te agraden, variando las verduras. Por ejemplo, zanahoria con alfalfa, espinaca con zanahoria, apio, espinaca y zanahoria, etcétera. La zanahoria puede servir de base porque le da un sabor dulce a los jugos. Es importante que no combines ninguna fruta con estos jugos, y que los tomes de preferencia a media tarde.

Pues adelante, recuerda que son sólo once días. ¿Qué son once días de tu vida?

A %d blogueros les gusta esto: