script src="//code.jquery.com/jquery-2.1.3.min.js">
Seleccionar página

Es habitual encontrarnos en muchos hogares paredes blancas, que parecen lienzos preparados para explayas en ellas auténticas obras de arte. Sólo necesitamos tener una idea en nuestra mente para llevarla a cabo, ideas como las que os traemos hoy.

El color blanco de las paredes con el paso del tiempo nos puede parece algo soso y monótono. Un toque de color siempre aporta alegría al ambiente y más si somos capaces de decorarlas nosotros mismos sin la necesidad de tener que acudir a expertos. A la hora de decorar este tipo de paredes cualquier idea puede ser buena, incluso utilizar las manos de nuestros hijos para que dejen en ella sus huellas.

Veamos a continuación algunos ejemplos sencillos que podemos aplicar para conseguir una decoración única y sorprendente.

1.- Pintar palabras

2.- Usa fruta para estampar originales dibujos

3.- Utiliza colores que han sido rebajados con agua

4.- Dibujos con nuestras propias manos

5.- Utiliza inusuales utensilios para decorar

6.- Arte con un toque metálico

7.- Puedes utilizar cinta adhesiva de distintos colores

8.- Utiliza elementos de encaje como plantillas

9.- Pinturas con nuestras iniciales

10.- Pinte algunas citas con un mensaje muy claro

A %d blogueros les gusta esto: