script src="//code.jquery.com/jquery-2.1.3.min.js">
Seleccionar página

La elección de un color o textura para cualquier parte de nuestro hogar siempre es un proceso que toma tiempo para llegar a una decisión. Se toman diversas consideraciones, desde el mobiliario hasta condiciones propias de la habitación o fachada. La intención será que el color se mantenga en perfecto estado durante los años siguientes, antes de que requiera algún retoque o lo renovemos por completo.

Por ello, vale la pena seguir las recomendaciones que nos dan los expertos en el tema:
– Pinte los techos primero, utilizando una escalera y un rodillo de mango largo (de preferencia). Es mejor empezar en una línea tan ancha como sea posible.

– Delinee los filos entre las paredes y el techo, con una brocha pequeña (2″), posteriormente con una brocha gruesa, de 5″ ó 6″, o con rodillo, pinte los paños grandes.

– Aplique dos manos de pintura, con pases cruzados. Aplique la segunda mano después de haber secado al tacto la primera.

– No pintar en días húmedos o bajo amenaza de lluvia, ni a temperaturas inferiores a 10°C. En el exterior, no pinte en superficies calientes o donde incidan directamente los rayos del sol.

– Los tiempos de secado de la pintura pueden variar según las condiciones ambientales presentes en el momento de la aplicación.

A %d blogueros les gusta esto: