script src="//code.jquery.com/jquery-2.1.3.min.js">
Seleccionar página

He comentado en más de una ocasión que uno de los grandes placeres de viajar a Italia es disfrutar de la comida típica italiana. Pero, ¿conocemos la verdadera comida típica de Italia? Como pasa en muchos otros países cuya gastronomía es famosa y consumida en todo el mundo, lo que llega fuera no siempre tiene relación con lo que había originariamente en el país. Ha habido mucha emigración en Italia desde hace por lo menos tres generaciones, así que en el mundo hay diferentes versiones de la “comida tradicional de Italia”, un claro ejemplo son países como EEUU o Argentina.

 

En cuanto a España, la opinión que hay de la comida de Italia es bastante limitada: se conocen poco más que la pasta y la pizza, como conceptos generales. Se cree que es una comida rica, fácil y que le gusta a todo el mundo, incluidos los niños, pero desde luego no sofisticada, ni compleja y por ello no altamente valorada. Una opinión bastante distinta a la de, por ejemplo, los países anglosajones –puedo decirlo porque he trabajado en una empresa de comida italiana en España y he revisado muchos estudios de mercado en España–.

La verdad es que no soy una experta, así que no puedo dar clases sobre cocina italiana y todo lo que comento se basa en mi experiencia como italiana con la comida y en las diferencias de percepción que notado que hay sobre ella en los diferentes países en los que he viajado o vivido. Lo que sí tengo claro es que, debido a la compleja historia del país, hasta hace relativamente poco dividida en muchos estados diferentes, es complicado hablar de una comida típica de Italia. De lo que habría que hablar es de comidas típicas de Italia, en plural, por zona geográfica, región o, incluso, ciudad. Pasa algo parecido a lo que sucede en España –¿qué tienen que ver la cocina gallega con la andaluza?– pero de forma aún más exagerada, por la mayor densidad de pueblos que hay en Italia y porque el territorio estaba dividido en países mucho más pequeños hasta mitad del siglo XIX.

PLATOS TÍPICOS DE ITALIA O PLATILLOS TÍPICOS DE ITALIA

Pero entonces, ¿no hay platos típicos italianos, de todo el país? Desde luego que sí, hay platos italianos –o platillos italianos para nuestros lectores mexicanos– que, aunque hayan nacido en una zona concreta de Italia, ya son consumidos en todo el país. Aquí van unos ejemplos:

  • Entrantesbresaola, un embutido parecido a la cecina y que se toma de forma parecida a un carpaccio: normalmente con aceite, rúcula y lascas de parmesano; bruschette, tostas de diferentes tipos; caprese, ensalada de tomate, mozzarella y albahaca; insalata di mare, ensalada con pescado y marisco.
  • Primerosspaghetti con pomodoro e basilico, espaguetis con tomate y albahaca; tortellini in brodo, tortellinis con caldo; risotto ai funghi porcini, risotto con boletus; pasta e fagioli, un plato de cuchara con pasta y judías pintas.
  • Segundostagliata di manzo con la rucula, chuletón servido cortado y con aceite, rúcula y parmesano; carpaccio, carne cruda y macerada en limón, servida normalmente también con rúcula y parmesano; parmigiana, un pastel al horno con berenjenas fritas, tomate, mozzarella y parmesano; fritto misto di pesce, pescado frito.
  • Postrestiramisùpanna cotta, parecida al flan; zuppa inglese, hecha con bizcocho y crema.
A %d blogueros les gusta esto: