Seleccionar página

Para poder explicar el funcionamiento de una copiadora, es necesario entender dos principios básicos:

  • A. Un cilindro recubierto de un fotoconductor puede ser cargado electrostáticamente (convirtiéndose en una especie de imán) mientras permanezca en la oscuridad. Esta carga es destruida al recibir luz.
  • B. Los colores claros reflejan la luz y los obscuros no. Un documento a copiar tiene partes claras (los fondos) y partes obscuras (el texto o las imágenes).

Funcionamiento de la copiadora análoga:

El cilindro de la copiadora es cargado electrostáticamente.

  • 1. Una lámpara ilumina el documento a copiar (original)
  • 2. Luz reflejada por el fondo claro del original, descarga las partes correspondientes en el cilindro eliminando ahí dicha carga
  • 3. Las partes del cilindro que corresponden a las imágenes del original permanecen cargadas y atraen el tóner, que tiene una carga contraria
  • 4. El tóner es transferido al papel por magnetismo y fundido por calor en el papel para hacer la imagen permanente. (Es por el calor de esta etapa que las copias salen calientes)

Funcionamiento de la copiadora digital:

Es parecido al de la copiadora análoga:

  • 1. Las imágenes son captadas por un escáner
  • 2. El escáner digitaliza las imágenes y éstas activan un rayo láser
  • 3. El rayo láser descarga partes del cilindro (hace la función de la luz en un sistema análogo)
  • 4. Las partes del cilindro que conservan su carga, atraen el tóner formando la imagen o texto deseado
  • 5. Las imágenes se transfieren del cilindro al papel