script src="//code.jquery.com/jquery-2.1.3.min.js">
Seleccionar página

El falafel es una especie de croqueta de garbanzos. Suena raro, pero está delicioso. Y no lo digo yo, lo dicen los cachorritos. Sobre todo el cachorrito mayor.

Estas ricas y nutritivas bolitas a base de garbanzos y especias forman parte del botín que nos hemos llevado este mes, al asaltar, para el reto #asaltablogs, la cocina de Sandra Von Cake por la que yo me paseo impunemente ya por segunda vez puesto que ella fue mi asaltada en el juego del asaltablogs invisible las navidades pasadas. Podéis ver aquí su versión, con los garbanzos ya cocidos.

Yo me he ceñido a la forma más tradicional -creo- de hacerlo, con garbanzos remojados, pero sin cocer, aunque en lugar de cilantro, que no tenía entre mis especias, he usado curry -muy poquito para no soliviantar a los cachorritos-

Acompáñalos de una salsa de yogur para hacer del falafel un aperitivo muy especial.