script src="//code.jquery.com/jquery-2.1.3.min.js">
Seleccionar página

Aglomerado con folio:

Clóset armado con tableros de madera MDF (madera de fibra) que está recubierto por ambas caras con películas decorativas impregnadas con resinas melamínicas tratadas con un barniz especial de alta resistencia, que no se deteriora con el tiempo. Este tipo de material no permite el desarrollo de microorganismos, por lo que es ideal para ambientes altamente sanitizados, resistiendo el calor y el uso de líquidos agresivos utilizados para limpiar, ideal para ambientes donde la higiene es importante. Su diseño simula un armario de madera envejecida, que lo convierte además, en un excelente mueble decorativo.

Aglomerado folio:

Este mueble para guardar la ropa está armado con tableros de partículas recubierto por ambas caras con folio decorativo, sin impregnación, con resinas melamínicas. Su superficie es porosa y con baja resistencia al desgaste superficial. Se recomienda su uso en elementos verticales de muebles, como armarios de baño y cocina, hogar, oficina e instalaciones comerciales, donde el diseño del lugar, no requiere un clásico clóset de madera, sino más bien una estructura moderna, como la que ofrece esta opción.

MDF (madera de fibro fácil):

Son armarios de fibra de densidad media en variedad de tonos. Son de fácil limpieza, de alta resistencia y durabilidad, además de finas y hermosas terminaciones. Además, se puede adquirir un clóset de madera de fibra fácil, con combinación de colores.

Folio:

Mueble para ropa elaborado con Vinyl siding veta madera, que es una barrera contra la humedad y cuenta con terminaciones exactas. Es un clóset de gran estética y decorativo por su apariencia natural, en folio madera roble oscuro.

Melamina:

Armarios con tableros recubierto por ambas caras con láminas impregnadas con resinas melamínicas, lo que le otorga una superficie totalmente cerrada, libre de poros, dura y resistente al desgaste superficial. Los tableros además cuentan con una protección antimicrobiana exclusiva, que disminuye hasta en un 99,9% la presencia de bacterias y moho en la superficie. Para la limpieza de este tipo de clóset, basta con pasarle un trapo húmedo con desinfectante o con agua jabonosa y luego frotar otro trapo absorbente de textura suave, a fin de evitar rayones cuando la superficie haya quedado completamente limpia.

A %d blogueros les gusta esto: