script src="//code.jquery.com/jquery-2.1.3.min.js">
Seleccionar página

La lubricación es la separación de partes en movimiento por una película de aceite, mientras más cercanas están estas partes unas de otras, más importante se vuelve la lubricación.

El aceite circula a través del sistema con el refrigerante. Los aceites para refrigeración deben tener ciertas propiedades, porque se mezclan con los refrigerantes. El aceite entra en contacto directo con los devanados calientes del motor, en unidades herméticas y semiherméticas; por lo que debe ser capaz de soportar temperaturas extremas, y no ser dañino al refrigerante y al equipo.

Además, debe mantener viscosidad suficiente, para permitir una lubricación adecuada. Asimismo, el aceite se enfría a la más baja temperatura del sistema, y debe permanecer fluido en todas las partes. La fluidez de la mezcla aceite – refrigerante, es determinada por el refrigerante utilizado, las temperaturas, las propiedades del aceite y su miscibilidad con el refrigerante.

Todos los compresores requieren lubricación. Los fabricantes de compresores, generalmente recomiendan el tipo de lubricante y la viscosidad que debe usarse, para asegurar una operación adecuada y la durabilidad del equipo. Esta recomendación se basa en varios criterios, tales como la lubricidad, compatibilidad con los materiales de construcción, estabilidad térmica y miscibilidad con el refrigerante. Para asegurar una operación eficiente, es importante seguir las recomendaciones del fabricante. Al respecto, muchos técnicos dicen: «Todos los aceites lubrican, así que, ¿cuál es la diferencia entre uno y otro?

Hay una gran diferencia. Como se mencionó anteriormente, los aceites para refrigeración son fluidos sumamente especializados, para cumplir con un trabajo adecuado en la lubricación de los compresores para refrigeración.

Estos aceites, por lo tanto, tienen características muy especiales llamadas propiedades, las cuales se describen por número para dar un valor exacto. A continuación, se examinarán cada una de esas propiedades:

1. Viscosidad

2. Punto de Escurrimiento

3. Punto de Floculación

4. Punto de Inflamación y Punto de Ignición

5. Rigidez Dieléctica

6. Número de Neutralización

7. Carbonización

8. Peso Específico

9. Tendencia a la Corrosión

10. Oxidación Acelerada

11. Humedad

12. Color

13. Punto de Anilina

14. Estabilidad Térmica

15. Compatibilidad con Otros Materiales

A %d blogueros les gusta esto: