script src="//code.jquery.com/jquery-2.1.3.min.js">
Seleccionar página

Poseer un automóvil no sólo nos permite disfrutar de la movilidad y libertad que supone un medio de transporte, además conlleva ciertas responsabilidades, entre ellas, acometer un perfecto mantenimiento del mismo. En especial para aquellos vehículos de ocasión o de segunda mano, pues su vida útil depende ello. Además es fundamental mantener un correcto mantenimiento de nuestro vehículo por razones de seguridad personal y a terceros, un coche con un perfecto mantenimiento es un coche preparado y listo para circular en las carreteras con seguridad.

No dejes pasar estos consejos para realizar un perfecto mantenimiento de tu coche:

Revisar el nivel de aceite
Puede parecer algo muy típico de saber, pero es tarea esencial para mantener tu vehículo en perfectas condiciones; es aconsejable realizar una inspección visual, introduciendo la varilla (con el motor frio) cada aproximadamente 3000 Km, calculando la medida del mismo, procurando asegurarse posibles pérdidas. El cambio de aceite debe realizarse por lo menos una vez cada 6 meses, y es muy recomendable rellenarlo con el mismo tipo de aceite con el que se llenó la anterior vez.
Presión de los neumáticos
Esta comprobado que si mantenemos la presión correcta de nuestros neumáticos, se reducen los gastos de mantenimiento; tanto el alto inflado o la baja presión de los mismos nos hacen consumir más gasolina y se desgastan más rápido. Se aconseja seguir los consejos del fabricante, comprobar la presión de los neumáticos en estado frío, nunca desinflar neumático caliente, y respetar las condiciones de peso, carga y velocidad del automóvil.
Nivel del líquido refrigerante
El líquido refrigerante es otro de los factores a cuidar periódicamente en nuestras revisiones, es necesario controlar el nivel del líquido refrigerante periódicamente. El depósito del líquido refrigerante posee dos marcas de mínimo y máximo, el nivel debe de estar entre las dos marcas. En caso de tener que rellenar es importante tener en cuenta varios puntos: utilizar el anticongelante recomendado por el fabricante, reponer siempre con el motor frío, en el caso de que utilizar un anticongelante concentrado se requiere mezclarlo con agua.
Revisión de filtros y aire acondicionado
Los filtros y el aire acondicionado son parte fundamental en las funciones del vehículo. EL filtro del aire se aconseja limpiarlo y sustituirlo cada 10.000Km, pero, en ocasiones, diversos factores con la reducción de la potencia del motor puede darnos la idea de que ha llegado el momento de revisar este dispositivo, escuchar nuestro motor es un consejo muy útil para saber que las cosas van bien. El aire acondicionado requiere una revisión periódica, existen factores que nos pueden ayudar a saber su estado por ejemplo, si el caudal del aire es muy bajo, si la capacidad de refrigeración es lenta y poco efectiva o si existe un olor desagradable al conectarlo.
Intensidad de las luces
El alumbrado del coche es básico, pues las luces nos sirven para marcar nuestra intención y posición en carretera. La intensidad de su luz depende de varios factores, diversos expertos han declarado que la suciedad en los faros y lámparas puede reducir hasta un 50% la visibilidad, se aconseja limpiar las lámparas y faros cada dos años. Revisa la intensidad de las luces cada cierto tiempo, pues en ocasiones es imperceptible percibir las averías en las mismas.
Estos son algunos aspectos a tener en cuenta para realizar un mantenimiento adecuado en los principales factores de nuestro automóvil. Se recomienda prudencia y responsabilidad ante cualquier duda en el funcionamiento del vehículo, si es necesario, es conveniente llevar nuestro coches un taller, con el fin de minimizar la gravedad de las averías.

A %d blogueros les gusta esto: