script src="//code.jquery.com/jquery-2.1.3.min.js">
Seleccionar página

La pérdida de audición es una barrera para la vida de muchas personas que tienden a aislarse en un mundo de silencio. A nivel mundial, más de 80% de las y los adultos mayores desarrollarán algún grado de disminución auditiva o prebiacusia (sordera neurosensorial), debido al proceso degenerativo normal del organismo, lo que ocurre más en hombres que en mujeres en proporción de 2 a 1.

En México, 40% de las y los pacientes con problemas de audición tiene más de 60 años. En el Centro Médico Nacional La Raza, del Instituto Mexicano del Seguro Social, existe la unidad para la atención de problemas de audiciónmás grande de México donde mensualmente se atiende un promedio de mil 200 consultas de primera vez.

Según el doctor Jorge Eduardo Ramírez, jefe del Servicio de Audiología y Otoneurología, males crónicos como diabetes, hipertensión, alteraciones endocrinas o la constante exposición al ruido, predisponen la aparición temprana de problemas auditivos.

Por ello, recomienda realizarse una evaluación de los oídos después de los 40 años y, en caso de haber indicación para usar algún auxiliar auditivo eléctrico, este debe ser autorizado por un audiólogo.

¿Por qué atenderse al mínimo síntoma?

Si los problemas de audición son atendidos a las pocas semanas de su aparición, es posible controlarlos, pero si se acude al médico meses o incluso años después de que se iniciaron, se volverán irreversibles.

Los problemas de audición más comunes en los adultos mayores son, según el doctor Ramírez, el zumbido de oídos y la pérdida de comprensión de palabras, es decir, la persona escucha pero no entiende todo lo que se le dice, ya que disminuye la capacidad de captar las frecuencias agudas de sonido.

Por otro lado, el silbido de oídos, conocido como acúfenos, ocurre por el desgaste de los nervios óticos que dejan de conducir el sonido con la misma eficiencia; es un ruido similar al de una olla de presión y provoca ansiedad e irritación en la persona anciana, al grado de que se siente incomprendida, segregada y termina por dejar de participar en la sociedad.

Opinan las empresas en aparatos de audición

Varias empresas con experiencia en el campo protésico recomiendan que el paciente debe pasar por un estudio audiométrico y, a partir de los resultados, se proceda a seleccionar los audífonos más adecuados teniendo en cuenta edad,tipo de vida o actividades que realiza.

De acuerdo con el tipo de auxiliar auditivo que se haya elegido, el especialista tomará impresión de sus oídos para fabricar la parte del audífono que debe instalarse en el canal auditivo. La persona pasará por un entrenamiento que le permitirá mejorar su inteligibilidad.

La adaptación es una etapa sumamente importante y tendrá que incluir una serie de pruebas que aseguren el óptimo funcionamiento del aparato. Cada tres meses, el paciente deberá realizar una revisión del audífono, que comprenderá limpieza, cambio de tubos o ajuste de tonos.

Muchas empresas ofrecen gratuitamente el mantenimiento de la prótesis de por vida. Los últimos modelos proporcionan el mejor sonido digital con un diseño que los hace prácticamente invisibles.

Los audífonos son la solución más innovadora a los problemas de audición, no sólo porque cuidan su aspecto, sino también porque resultan cómodos y confortables.

A %d blogueros les gusta esto: