script src="//code.jquery.com/jquery-2.1.3.min.js">
Seleccionar página

El aumento de busto se ha convertido en una de las operaciones más demandadas en todo el mundo, existen diversas técnicas y procedimientos, la más común es la colocación de implantes, los cuales pueden ser en forma de gota o redondos según el aspecto que la paciente desee. El objetivo de la intervención es conseguir un mayor volumen en el área de los senos, dando una imagen más femenina y mayor belleza en el escote. La técnica de realización dependerá de las características de cada paciente al igual que el tiempo de recuperación.

Qué incluye el precio normalmente

  • Valoración inicial
  • Examen de senos
  • Operación
  • Medicamento
  • Brasier post quirúrgico
  • Revisiones

Beneficios

  • Proporciona volumen y forma al busto
  • Existen diferentes modelos y tamaños de prótesis
  • Aumenta la autoestima de la mujer
  • Las prótesis consiguen unos pechos muy naturales

Resultados esperados y riesgos

Los resultados se empiezan a ver después de unos días, el resultado final al cabo de 1 año. En ocasiones puede surgir alguna complicación. Los riesgos son: encapsulamiento, pérdida de la sensibilidad en la zona del pezón, dolor, hinchazón, infección, producción de leche, malestar general, fiebre, movimiento o ruptura de la prótesis.

La intervención

Antes de la intervención el cirujano realizará un examen de mamas para valorar que el pecho de la paciente está sano. La operación consiste en una pequeña incisión que puede realizarse en la zona de la axila, bajo el surco mamario o en la parte inferior de la areola. El cirujano creará un bolsillo frente al musculo del pecho o detrás del mismo. También puede optar por colocar la prótesis bajo la fascia del músculo o seguir la técnica “Dual-Plane”, que consiste en colocar la mitad de la prótesis bajo la glándula mamaria y la otra mitad detrás del músculo. Dependiendo de la zona donde haya realizado la cicatriz, la intervención será más o menos compleja. Será el cirujano el que valore cómo acceder a la zona a tratar y dónde colocará la prótesis.

Cuidados tras la intervención

Las primeras 24 horas la paciente debe llevar un vendaje compresivo. El segundo día y durante las próximas 4-6 semanas debe usar un brasier post quirúrgico. Durante 4-7 días se debe guardar reposo y pasados esos días, reanudar poco a poco la actividad cotidiana. Las primeras 48 horas no se puede lavar la zona. Durante el primer mes se debe evitar el sol, ingesta de alcohol y cigarro. Evitar hacer esfuerzos con los brazos.

Contraindicaciones

El cirujano tiene el criterio para decir en que casos el aumento de busto está contraindicado. A priori lo deben evitar pacientes con problemas de coagulación o cardiovasculares, al igual que las personas con enfermedades autoinmunes, sistémicas o crónicas. Las mujeres menores de edad, embarazadas ni en lactancia. Si toma alcohol o cigarro de forma regular, se tiene que indicar al cirujano.

A %d blogueros les gusta esto: